Busca definiciones

Con la tecnología de Blogger.

BTemplates.com

Definición de música


La música es el arte de organizar un conjunto de sonidos y silencios de manera lógica y sensible, basándose en ciertos principios, tales como el ritmo, la melodía y la armonía.

La música y la cultura

A pesar de estar basada en diversas disciplinas de carácter técnico, la música tiene como ingrediente principal las emociones: se escribe para transmitir mensajes y sensaciones, para evocar sentimientos.

Dicho esto podemos entender que la definición de música tenga puntos en común a nivel mundial, pero muchas diferencias si tomamos en cuenta los rasgos únicos que aporta cada ciudad a sus composiciones.

Música


En la actualidad las barreras culturales no son tan fuertes como en el pasado, ya que las obras artísticas se publican en varios países de forma simultánea, dejando su huella no sólo en el público sino también en los artistas extranjeros.

Claro que detrás de la letras y las melodías existen otras capas menos evidentes, como ser el contexto histórico, ciertas particularidades del idioma que no son fácilmente perceptibles e incluso cuestiones psicológicas y morales imposibles de «exportar».

La melodía

Se trata de un grupo de sonidos y silencios sucesivos que posee una identidad propia. Los silencios pueden entenderse como pausas, aquellos momentos en los cuales no se ejecuta ninguna nota.

Es posible comparar una melodía con una oración bien armada a nivel semántico y gramatical; es decir, una construcción con sentido propio. El secreto de las canciones memorables se encuentra en sus melodías.

La armonía

Podríamos decir que la melodía es un elemento horizontal de la música, ya que sus notas no se superponen sino que se disponen una tras otra. La armonía, en cambio, es vertical.

Un ejemplo sencillo de armonía se encuentra en los acordes, tres o más notas que se tocan simultáneamente a modo de lienzo sobre el cual puede pintarse la melodía.

El ritmo

Si bien este elemento de la música es el que más fácilmente percibimos, surge como resultado de la combinación de los dos anteriores. Una vez que se conjugan los sonidos y los silencios de las melodías con los acordes de la armonía, surge una imagen independiente de ellas, como si se tratara de un molde que pudiéramos aplicar a otra composición.

Música


Aquí entran en juego también la acentuación y la duración de los sonidos, que deben organizarse en determinados compases.

El compás es una de las entidades en las que puede dividirse una composición musical, y consta de varias unidades de tiempo; a diferencia de la melodía y la armonía, puede representarse sin notas específicas. Por ejemplo, los estudiantes de música suelen aprender los diferentes tipos de compás dando golpecitos con un lápiz sobre la mesa.